Remedios caseros para tratar la gripe

¿Necesitas encontrar un alivio rápido de la gripe? La mayor parte de estos recursos se han utilizado para tratar los síntomas de la influenza durante generaciones y te pueden ayudar a aliviar tus síntomas mientras tu cuerpo combate el virus de la gripe.

Remedios caseros para tratar la gripe

Además, también es recomendable llamar al médico ante los primeros síntomas de la gripe, como los dolores corporales generalizados y fiebre más de 38ºC. Si te tomas los medicamentos contra la influenza dentro de las 48 horas de la aparición de los primeros síntomas, éstos pueden ser capaces de acortar la duración de la gripe.

Síntomas de la influenza: Congestión nasal

Prueba estos consejos para aliviar la congestión nasal y poder respirar mejor:

  • Respira vapor aromático: Llena el fregadero de la cocina o del cuarto de baño con agua hirviendo y agrega dos cucharaditas de jengibre fresco picado (Zingiber officinalis). Coloca una toalla sobre tu cabeza e inclínate sobre el vapor para obtener el máximo beneficio. O bien, agrega una cucharadita de la pomada Vicks VapoRub ® en el agua humeante, luego respira el vapor durante varios minutos hasta que obtengas el alivio deseado. Otro remedio contra la gripe es añadir unas gotas de aceite de eucalipto (Eucalyptus globulus) o mentol al agua. El eucalipto es conocido por su capacidad para abrir los tubos bronquiales, aliviar la congestión y facilitar la respiración.
  • Date una ducha caliente: Date una ducha caliente con la puerta del baño cerrada, será como tu propia sauna personal. El cuarto de baño lleno de vapor ayuda a abrir las vías respiratorias y humedecer y adelgazar la mucosa de los senos paranasales.
  • Aumenta los líquidos: Permanece bien hidratado bebiendo al menos 8 vasos de agua cada día. El agua mantiene tu sistema respiratorio hidratado, que ayuda a licuar el moco espeso que se acumula con una infección respiratoria. Algunos resultados muestran que los líquidos calientes pueden ser más beneficiosos que los líquidos fríos en las infecciones del tracto respiratorio superior. Además de agua, se pueden agregar otros líquidos, pero debes evitar el café, el té con cafeína o las bebidas alcohólicas, ya que estos líquidos puede causar deshidratación.
  • Utiliza compresas de calor húmedo: Si tu cabeza está palpitando y es difícil respirar por la nariz, puedes encontrar alivio mediante la aplicación de compresas húmedas y calientes en las mejillas y los senos paranasales. Si utilizas calor húmedo, asegúrate de que no estén demasiado caliente para evitar que te quemes.
  • Trátate con irrigación salina nasal o aerosoles salinos: Una gran cantidad de estudios científicos apoyan la irrigación salina nasal como un remedio eficaz para la influenza que diluye el moco, disminuye el goteo nasal posterior y humedece las membranas mucosas secas. Además, el enjuague nasal ayuda a eliminar las partículas de virus y bacterias de la nariz. Los aerosoles nasales de agua Salina (agua salada ) se pueden comprar en cualquier farmacia o supermercado y son eficaces, seguros y no irritantes, incluso para los niños. Rocía la solución salina en una fosa nasal y luego sopla suavemente el moco y la solución salina de esa fosa nasal. Repite el proceso en el otro orificio nasal hasta que ambos estén despejados.
  • Considera utilizar aerosoles nasales descongestionantes: Si deseas un alivio inmediato para un conducto nasal congestionado e inflamado, los aerosoles nasales descongestionantes como el Afrin, el Neo o el Sinefrina pueden serte útiles. Los aerosoles nasales descongestionantes son seguros de usar, pero es importante detener la pulverización después de tres días para evitar el desarrollo de congestión de rebote (congestión que empeora cuando se detiene el spray). Esta advertencia se encuentra en la botella de la mayoría de los aerosoles descongestionantes.
Remedios caseros para tratar la gripe

Consejos para hacerte tu spray nasal salino en casa

He aquí una receta popular para hacerte tu propio spray nasal salino en tu propia casa:

  • Mezcla 1/ 4 de cucharadita de sal y 1/ 4 de cucharadita de bicarbonato de soda en 1/4 de litro de agua tibia.
  • Utiliza una pera de goma para rociar el agua en la nariz.
  • Hazlo sobre el lavabo del baño, mantén una fosa nasal cerrada aplicando una ligera presión con el dedo mientras aplicas el chorro de la mezcla con sal en el otro orificio nasal. Deja escurrir y suavemente suénate la nariz.
  • Repite el proceso 2-3 veces y luego tratar la otra fosa nasal.

También puedes usar una olla Neti para irrigación salina nasal. Una olla Neti es un recipiente de cerámica que se parece a la lámpara mágica de un genio y está disponible en las tiendas de alimentos naturales. Deberás seguir los siguientes pasos:

  • Llena la olla Neti con la solución salina ( ver receta anterior).
  • Inclínate sobre el lavabo del baño, inclina la cabeza hacia un lado y vierte la solución directamente en una fosa nasal con la olla Neti.
  • La solución va a pasar a la cavidad nasal y saldrá por la otra fosa nasal y la parte posterior de la garganta.
  • Escupe el drenaje y suavemente suénate la nariz para despejar los conductos nasales.

Según los CDC , debes utilizar agua destilada estéril o previamente hervida para limpiar tus senos nasales. También es importante aclarar el dispositivo utilizado después de cada uso y dejar secar al aire libre.

Síntomas de la influenza: Alivio de la tos

Estos son algunos consejos para aliviar una tos persistente:

  • Jarabe para la tos: Prueba con un jarabe para la tos de venta sin receta para calmar la tos que te provoca la gripe. Puedes seleccionar un antitusivo, un expectorante (guaifenesina), o medicamentos tópicos (un frote de mentol para el pecho). Si tienes asma u otra enfermedad pulmonar, evita la supresión de la tos. Habla con tu médico para ver cuáles podrían serte útiles en tu situación. Los medicamentos sin receta para la tos y el resfriado no deberían administrarse a niños menores de 4 años .
  • Pastillas para la tos: Compra pastillas para la tos sin azúcar o caramelos duros y tenlos cerca para calmar el cosquilleo en la garganta. Además, una cucharadita de miel también podría ayudarte a calmar la garganta irritada.

Síntomas de la influenza: Irritación de garganta y congestión de pecho

Estos son algunos consejos para calmar una garganta irritada y la congestión en el pecho:

  • Toma sopa de pollo caliente: Si la influenza se ha cobrado un peaje en tu garganta y tienes dificultades para tragar sin provocarte dolor, toma un poco de sopa de pollo caliente. La sopa de pollo caliente es un estimulante potente para la mucosidad, especialmente cuando se sazona con pimienta, ajo, curry en polvo caliente u otra especia picante que ayuda a diluir el moco en la boca, la garganta y los pulmones. Los estudios han demostrado que la sopa de pollo caliente mejora la función de los cilios, los pequeños pelos que hay en las fosas nasales que protegen al cuerpo de bacterias y virus extraños. La sopa de pollo caliente también puede mejorar el movimiento de las células blancas de la sangre que combaten la enfermedad.
  • Añade especias a tu comida: El ajo parece tener propiedades antimicrobianas y estimulantes del sistema inmune y puede dar alivio de la congestión de las vías respiratorias superiores provocada por el resfriado o la gripe. El jengibre también estimula los nervios que conducen a la producción de moco. El jengibre parece tener un efecto antioxidante, así como un efecto anti-inflamatorio y estimula la producción de interferón que ayuda a combatir las infecciones virales. Los chiles picantes son una gran fuente de capsaicina, un antioxidante que también actúa como un descongestionante natural y expectorante. El rábano picante contiene una sustancia química similar a la encontrada en los descongestionantes.
  • Prueba un expectorante: Con un resfriado o con una influenza, es importante mantener la mucosidad ligera para que no se estanque y ésto permita que las bacterias se reproduzcan y por lo tanto, haya un aumento de posibilidades de tener una infección. Prueba un expectorante de venta sin receta, como la guaifenesina, la cual se encuentra en los productos para la tos, como el Robitussin y el Mucinex. Recuerda que los medicamentos sin receta para la tos y el resfriado no deberían administrarse a niños menores de 4 años. Sigue las instrucciones de la etiqueta.

Síntomas de la influenza: Fiebre y dolores musculares

Para bajar la fiebre y reducir los dolores del cuerpo te damos estos consejos:

  • Prueba un analgésico de venta sin receta: La fiebre es la forma en la que tu cuerpo lucha contra la infección viral. Hay más medicamentos sin receta como la aspirina, el Tylenol y el Advil que pueden bajar la fiebre y aliviar los músculos doloridos. Sigue la dosis recomendada en la etiqueta. Nunca le des aspirinas a un niño para reducir la fiebre. Llama a su médico si no estás seguro sobre lo que debe tomar para aliviar la fiebre y los dolores corporales.
  • Bebe más líquidos: con fiebre, puedes deshidratarte con facilidad. Asegúrate de beber muchos líquidos, como agua, sopas claras o caldo, o bebidas de reemplazo de electrolitos hasta que la fiebre te baje.
  • Quédate en la cama y descansa: Descansar lo suficiente es importante para estimular la función inmunológica y darle a tu cuerpo tiempo para sanar. Es durante las etapas más profundas del sueño que se experimenta la restauración metabólica de los tejidos.

Síntomas de la gripe: Congestión nocturna e imposibilidad de conciliar el sueño

Prueba estos consejos para ayudarte a respirar mejor para que puedas dormir:

  • Prueba con un humidificador: Si el aire de la habitación es demasiado seco, utiliza un humidificador de vapor caliente o vaporizador para aumentar la humedad en el aire y ayudar a aliviar la congestión nasal y de pecho. Siempre debes limpiar el humidificador con una solución de lejía cada pocos días para evitar el crecimiento de bacterias y mohos.
  • Utiliza tiras nasales: Si la influenza ha causado hinchazón nasal y congestión, por lo que es difícil conciliar el sueño, ponte tiras nasales para aliviar este problema. Estas tiras de cinta se colocan sobre el puente de la nariz y luego una tira de plástico se engancha hacia atrás, ayudando a abrir suavemente las fosas nasales y reducir la resistencia del flujo de aire. Otro método de apertura de los conductos nasales es el uso de cinta quirúrgica, de menos de 2 cm. de ancho. Aplica suavemente un extremo de la cinta a la punta de la nariz , levántala y sujeta el otro extremo de la cinta a la parte superior de la nariz.
  • Eleva tu cabeza: Levanta la cabeza con almohadas. Dormir con la cabeza elevada ayuda a aliviar la congestión por la noche.

La gripe es una enfermedad miserable, no hay duda. Descansa lo suficiente, mantente hidratado y haz lo que puedas para sentirte mejor. Si tus síntomas no mejoran en algunas semanas o parecen que están empeorando, llama tu médico para que te mire.