Las complicaciones de la gripe

¿Estás preocupado por las complicaciones de la gripe? Incluso para una persona sana, la gripe puede significar ponerla fuera de servicio durante días e incluso, semanas. Y siempre existe la posibilidad de que la influenza pueda causar problemas de salud más graves o complicaciones, tales como sinusitis, bronquitis o incluso neumonía.

Las complicaciones de la gripe

Según los CDC, del 5% al ​​20% de la población de EE.UU. contrae la influenza cada año. Más de 200.000 de esas personas son hospitalizadas por complicaciones de la gripe y aproximadamente de 3.000 a 49.000 personas mueren de problemas relacionados con la influenza.

¿Qué es la gripe?

La influenza o comúnmente conocida como la "influenza", es una enfermedad viral muy contagiosa que se presenta con mayor frecuencia en otoño e invierno. La influenza aparece rápida y fuerte, pasa a través de las vías respiratorias superiores y a veces invade los pulmones.

¿Cuáles son los síntomas de la gripe?

Con la influenza, puedes tener los siguientes síntomas:

  • Fiebre (usualmente alta).
  • Dolor de cabeza.
  • Cansancio (puede ser extremo).
  • Tos.
  • Dolor de garganta.
  • Congestión nasal.
  • Dolores en el cuerpo.
  • Diarreas y vómitos (más frecuente en niños que en adultos).

¿Cuáles son las complicaciones más comunes de la gripe?

Las complicaciones más comunes de la influenza son la neumonía viral o bacteriana, inflamación muscular (miositis), enfermedad del sistema nervioso central y los problemas del corazón, incluyendo ataques al corazón, la inflamación del músculo cardíaco (miocarditis) e inflamación del saco alrededor del corazón (pericarditis).

Otras complicaciones de la gripe pueden incluir infecciones del oído y las infecciones de los senos nasales, especialmente en niños, deshidratación y empeoramiento de enfermedades crónicas, como la insuficiencia cardiaca congestiva, el asma o la diabetes.

Complicaciones gripales

Los que están en mayor riesgo de complicaciones de la influenza incluyen adultos mayores de 50 años, niños de 6 meses a 4 años, residentes de hogares de ancianos, adultos y niños con enfermedades cardíacas o pulmonares, las personas con sistemas inmunológicos comprometidos (incluidas las personas con VIH / SIDA) y lasmujeres embarazadas.

¿La neumonía es una grave complicación de la gripe?

Sí, la neumonía es una complicación de la influenza común y muy grave. La neumonía puede ocurrir a partir de la participación directa del virus de la influenza en los pulmones o cuando una infección bacteriana se desarrolla durante el curso de la influenza. Ya sea viral o bacteriana, la neumonía puede hacerte enfermar mucho y puede requerir hospitalización.

Con la neumonía, es posible que tengas escalofríos, fiebre, dolores en el pecho, sudoración, tos con mucosidad verde o con sangre, aumento del pulso y labios o uñas de color azulado debido a la falta de oxígeno. Otros síntomas de la neumonía incluyen dificultad para respirar y dolores agudos en el pecho cuando se respira profundamente. A veces, en los adultos de edad avanzada, el único sentimiento de la neumonía es un dolor en el abdomen. Cuando una infección bacteriana se superpone a la de la influenza, los síntomas pueden mejorar inicialmente para luego empeorar con fiebres altas, aumento de la tos y desarrollo de un esputo verdoso.

Si hay una tos persistente o fiebre o si se presenta dificultad para respirar o dolor en el pecho, especialmente si éstos se derivan de otra infección como la influenza, debes llamar a tu médico. Las pruebas, incluyendo una radiografía de tórax y el examen del esputo, pueden ayudar al médico a hacer un diagnóstico de neumonía. Mientras que los antibióticos pueden tratar la neumonía bacteriana, éstos no pueden tratar la neumonía viral.

¿Cuánto tiempo puede durar una neumonía?

La neumonía suele durar unas dos semanas, incluso más tiempo en los niños pequeños, adultos mayores y los que han comprometido su sistema inmunológico o padecen otra enfermedad crónica como la EPOC o el asma. Incluso las personas sanas pueden sentirse cansadas ​​o débiles durante un mes o más después de sufrir una neumonía.

¿Qué es la vacuna contra la neumonía?

Para evitar contraer la neumonía bacteriana, puedes preguntarle a tu médico sobre la vacuna contra el neumococo. En este momento hay 2 tipos de vacunas neumocócicas: La vacuna antineumocócica polisacárida (PPSV) para los adultos y la vacuna antineumocócica conjugada (PCV13) para los niños.

La vacuna contra la neumonía PPSV es segura y proporciona inmunidad contra 23 subtipos de bacterias que comúnmente causan la neumonía.

Si eres un adulto sano de 65 años, es recomendable que te pongas la vacuna contra la neumonía PPSV. De hecho, algunos expertos sugieren que los adultos menores de 55 años también pueden ponerse esta vacuna para aumentar su respuesta inmune.

La vacuna contra la neumonía PPSV también se recomienda para las personas con mayor riesgo de infección, tales como aquellos con enfermedades del corazón , enfermedades hepáticas, enfermedades pulmonares, insuficiencia renal, diabetes, varios tipos de cáncer, anemia de células falciformes y para los adultos de entre 19 y 64 años que fuman cigarrillos o que tienen asma. La vacuna contra la neumonía no está recomendada para las mujeres embarazadas.

Se recomiendan cuatro dosis de la vacuna contra la neumonía PCV13 para todos los niños menores de 2 años. Para los niños de 2 a 4, que no recibieron la serie de vacuna contra la neumonía, debe ser administrada una sola vacuna. Para niños de 6 a 18 años con problemas de salud, deben recibir una sola dosis de la vacuna contra la neumonía PCV13 sin importar si fueron vacunados previamente.

¿Cómo puede la vacuna contra la gripe protegernos contra las complicaciones de la influenza?

La vacuna contra la gripe es la principal manera de prevenir el contagio de la influenza. Dado que la gripe aumenta la probabilidad de contraer neumonía y otras complicaciones de la gripe, tiene sentido prevenir el contagio de la gripe. Pregúntale a tu médico sobre la vacuna contra la gripe o la vacuna contra la neumonía.

¿Cuándo debo llamar al médico acerca de las complicaciones de la gripe?

Si tienes fiebre alta y dificultad para respirar, llama a tu médico. Otros síntomas que pueden ser graves son:

  • Fiebre con escalofríos.
  • Tos con mucosidad y sangre que viene de los pulmones.
  • Dificultad para respirar.
  • Respiración rápida.
  • Dolores de pecho.
  • Sibilancias.

¿Se pueden prevenir las complicaciones de la influenza?

Si bien muchas de las complicaciones de la gripe pueden ser manejadas, algunas, dependiendo de la condición de tu sistema inmune, no se pueden prevenir.

Si contraes la influenza, llama a tu médico dentro de las primeras 48 horas en las que hayan aparecido los síntomas de la influenza y pregunta acerca de un medicamento antiviral contra la gripe. Los medicamentos antivirales pueden ayudar a mejorar y disminuir los síntomas de la gripe si los tomas a tiempo.