El embarazo y la gripe

Mientras que coger la gripe durante el embarazo raramente produce defectos de nacimiento en el bebé, la influenza puede ser más grave cuando estás embarazada. Los estudios demuestran que las enfermedades virales, como la gripe y los resfriados, por lo general duran tres veces más en las mujeres embarazadas.

El embarazo y la gripe

El embarazo también puede aumentar el riesgo de complicaciones de la influenza, como la neumonía. La mejor manera de tener un embarazo saludable es tratar de prevenir la influenza.

¿Cuál es la mejor manera de prevenir la gripe durante el embarazo?

Para prevenir la influenza lo mejor es vacunarte. La vacuna contra la gripe es la principal manera de prevenir la influenza, y si estás embarazada, debes vacunarte, no importa cómo de avanzado esté el embarazo. Incluso en tu tercer trimestre no es demasiado tarde. Afortunadamente, el hecho de que estés embarazada no te hace más propensa a contraer la gripe que las mujeres de tu edad que no están embarazadas.

La temporada de influenza puede comenzar tan pronto como en octubre y durar hasta finales de mayo. En octubre o noviembre es el mejor momento para vacunarte, pero vacunarte en diciembre sigue siendo prudente.

Además de protegerte de la influenza, una vacuna contra la influenza durante el embarazo protege a tu bebé contra la influenza durante 6 meses después del nacimiento. Esto es especialmente importante debido a que la vacuna contra la influenza no es segura para los bebés menores de 6 meses de edad.

La vacuna contra la influenza corriente utilizada contra varios virus de la influenza, incluyendo el virus H1N1 que causó una pandemia en 2009. Cada año, la Organización Mundial de la Salud revisa los datos y recomienda los virus de la influenza que deben incluirse en la vacuna de ese año.

¿La Vacuna Contra la Gripe es peligrosa durante el embarazo?

La vacuna contra la influenza no contiene el virus vivo y no puede provocarte la gripe. Algunas mujeres tienen fatiga y dolores musculares debido a su sistema inmunológico en respuesta a la vacuna. Además, la vacuna contra la influenza también es segura durante la lactancia. No puede causar que ni tu bebé lactante, ni tú os enferméis. La vacuna tarda dos semanas en hacer efecto. La vacuna nasal contra la gripe no debe utilizarse en mujeres embarazadas.

La influenza y las embarazadas

¿Cómo puedes encontrar un lugar dónde conseguir una vacuna contra la influenza?

Si estás embarazada puedes preguntarle a tu ginecólogo en una de las revisiones periódicas o acercarte al centro médico de la Seguridad Social más cercano a tu domicilio y preguntar acerca del calendario de vacunación de la gripe.

También existe una vacuna nasal contra la influenza llamada FluMist que contiene el virus en vivo. Esta vacuna no se recomienda durante el embarazo, ya que no ha sido probada en mujeres embarazadas. La vacuna nasal FluMist se puede usar en personas sanas de entre 2 a 49 años de edad.

¿Cómo debo tratar el herpes o síntomas de la gripe durante el embarazo?

Muchos medicamentos para la influenza y el resfriado no han sido bien estudiados en el embarazo. Si estás embarazada y tienes la influenza, llama a tu médico antes de tomar cualquier omedicamento con o sin receta.

Los tratamientos para los síntomas del resfriado y la influenza que tu médico te puede sugerir durante el embarazo incluyen:

  • Acetaminofén, el tratamiento preferido para la fiebre, los dolores de la gripe y los resfriados durante el embarazo.
  • Aerosol nasal salino.
  • Pseudoefedrina, el descongestionante puede ser útil para algunas personas. Evita la pseudoefedrina en el primer trimestre del embarazo o si tienes hipertensión.

Estos tratamientos se encuentran comúnmente entre los remedios para el resfriado y la influenza más conocidos. Revisa cuidadosamente las etiquetas.

Las mujeres embarazadas con la gripe están en mayor riesgo de desarrollar una enfermedad grave y de muerte por influenza. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan el uso de oseltamivir (Tamiflu) o zanamivir (Relenza) en las mujeres embarazadas con sospecha o pruebas de tener la gripe.

¿Cuáles son los remedios caseros para tratar síntomas de la influenza durante el embarazo?

Prueba estos cuatro medicamentos antigripales naturales durante el embarazo:

  • Utiliza azúcar o pastillas a base de miel para aliviar el dolor de garganta y la tos.
  • Haz mucho reposo en cama.
  • Bebe muchos líquidos, como agua, zumos y té descafeinado.
  • Pon un humidificador para proporcionar humedad adicional al ambiente, ya que puede ayudarte a reducir la congestión.

¿Cómo puedes prevenir la gripe durante el embarazo?

Vacúnate contra la influenza para prevenir la gripe. No utilices FluMist, la vacuna de la influenza en aerosol nasal. No se recomienda para las mujeres embarazadas.

Para evitar la exposición a la influenza durante el embarazo:

  • Lavarte las manos con frecuencia.
  • Evitar las multitudes.
  • Evitar el contacto con personas que estén resfriadas.
  • No te toques los ojos, la nariz o la boca. Los gérmenes se propagan cuando se toca una superficie contaminada y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca.

Además, llama a tu médico si:

  • Tienes problemas para respirar.
  • Tus síntomas no mejoran o empeoran pasados tres o cuatro días.
  • Después de sentirte un poco mejor, desarrollas signos de un problema más grave. Algunos signos de un problema más grave son síntomas estomacales, vómitos, fiebre alta, escalofríos, dolor en el pecho o tos con moco espeso de color amarillento-verdoso.