10 preguntas acerca de la gripe

La gripe o también conocida como influenza, es un virus que ataca al sistema respiratorio. Aquí están las respuestas a las 10 preguntas más comunes sobre la gripe.

10 preguntas acerca de la gripe

¿Cuál es la diferencia entre un resfriado y la gripe?

La gripe y el resfriado común son enfermedades respiratorias, pero son causadas por diferentes virus. La influenza o "flu" se desarrolla cuando un virus de la influenza infecta al sistema respiratorio, que incluye nariz, garganta, bronquios y posiblemente, los pulmones. El virus del resfriado generalmente infecta sólo el tracto respiratorio superior: la nariz y la garganta.

La gripe generalmente causa una enfermedad más grave que el resfriado común. La influenza puede causar fiebre, dolores en el cuerpo y agotamiento, síntomas que rara vez son causados ​​por un simple resfriado.

¿Cuáles son los síntomas de la gripe y cuando es una persona contagiosa?

Los síntomas primarios de la influenza son fiebre, fatiga, dolor de cuerpo, escalofríos, dolor de cabeza, dolor de garganta y tos. La tos es una irritación de los bronquios y por lo general no es productiva. Generalmente, no toses para sacar mucosidad. La gripe está generalmente en su peor momento durante tres o cuatro días. La tos puede persistir por más tiempo. La recuperación puede tardar de siete a 10 días. Puede haber fatiga persistente durante varias semanas.

Hay una pega con el virus de la gripe. Entre las 24 y 72 horas después de que te hayas infectado, la influenza es contagiosa. Sin embargo, puede que no tengas síntomas, por lo que no sabes que estás enfermo. Te sientes completamente sano y llevas a cabo tus asuntos diarios y por lo tanto, vas propagando el virus por donde quiera que vayas.

Quédate en tu casa mientras tienes la gripe y durante al menos 24 horas después de que la fiebre haya desaparecido sin que estés tomando medicamentos antifebriles. Una vez que la fiebre haya desaparecido durante un día, ya no eres contagioso y puedes volver al trabajo o la escuela. Te recuperarás más rápidamente si descansas más.

¿Cuál es el mejor tratamiento para la influenza?

No hay un tratamiento único y "mejor" para la gripe, pero hay muchas maneras con las que puedes aliviar los síntomas.

Los medicamentos contra la influenza de venta con receta pueden acortar el tiempo que te sientas enfermo si los tomas cuando aparecen los primeros síntomas. Funcionan mejor cuando se toman dentro de las 48 horas de la aparición de los síntomas, pero también pueden prevenir la enfermedad grave si se toman cuando ya han pasado más de 48 horas después de los primeros síntomas. Los medicamentos sin receta para el resfriado y la gripe pueden ofrecer algún alivio de la fiebre, dolores, congestión nasal y tos. Estos medicamentos no "curan" la influenza, pero pueden ayudar a que te sientas más cómodo.

¿Qué puede ayudar? Los descongestionantes pueden ayudarte a respirar reduciendo las membranas mucosas inflamadas en la nariz. Los aerosoles nasales de solución salina también pueden ayudar a abrir los conductos respiratorios. Las preparaciones para la tos, así como agua y zumos de frutas, pueden ayudarte a aliviar la tos. Si utilizas un medicamento para el resfriado con múltiples síntomas, elige el medicamento que se ajuste a tus síntomas. Y no tomes dos medicamentos para el resfriado con los mismos ingredientes.

Acerca de la gripe

No uses medicamentos para la tos y el resfriado en niños menores de 4 años. Si tu hijo tiene entre 4 y 6 años, pregúntale a su médico antes de darle cualquier medicamento. Es seguro usar estos medicamentos para ayudar a aliviar los síntomas en niños mayores de 6 años. Nunca le des medicamentos con aspirina a los adultos jóvenes y los niños, debido al riesgo de síndrome de Reye.

Es muy importante beber muchos líquidos para mantener el cuerpo hidratado. Esto ayuda a aflojar la mucosidad. Limita las bebidas como el café, el té y las bebidas de cola con cafeína. Ya que roban fluidos a tu sistema. En cuanto a la alimentación, como lo que te apetezca y la cantidad que tu cuerpo te permita. Si no estás realmente hambriento, trata de comer alimentos sencillos como el arroz blanco o el caldo.

¿Cómo funcionan los medicamentos para la gripe con receta?

Los medicamentos con receta como el Tamiflu y el Relenza fueron desarrollados para interrumpir un ataque de influenza. Ellos ayudan a acortar el tiempo de recuperación en uno o dos días.

El Tamiflu y el Relenza funcionan mejor cuando se toman dentro de las 48 horas de los primeros síntomas. Sin embargo, los estudios clínicos demuestran estos medicamentos siguen ofreciendo beneficios cuando el tratamiento se inicia pasadas las 48 horas después del inicio de los síntomas. Estos medicamentos también se pueden tomar para ayudar a prevenir la influenza si has estado expuesto al virus.

¿Debo tomar un antibiótico?

Los antibióticos no ayudan a tratar la influenza o un resfriado. Los antibióticos matan a las bacterias, pero no matan los virus, incluyendo los virus que causan la gripe o los resfriados.

Sin embargo, la influenza puede debilitar el sistema inmunológico y abrir la puerta a las infecciones bacterianas. Si tu influenza comienza a mejorar y luego empeora, es posible que tengas una infección bacteriana. Consulta a un médico de inmediato. Puede ser necesario un tratamiento con antibióticos.

¿Cuándo debo ir al médico?

Si tus síntomas son severos o no mejoran después de una semana o si tienes fiebre durante más de 3 días, consulta a un médico. También se debe consultar al médico de inmediato si tienes alguna condición médica crónica y estás expuesto a la gripe o desarrollas cualquiera de los síntomas. Por otra parte, si un bebé o un niño pequeño tiene fiebre o presenta síntomas de la influenza, debes buscar ayuda médica.

Estos síntomas son señales de que la influenza pudo haber desarrollado en algo grave, como neumonía. Consulta a un médico de inmediato si tienes alguno de estos síntomas:

  • Dificultad para respirar.
  • Fiebre persistente.
  • Vómitos o incapacidad de retener líquidos.
  • Dolor al tragar.
  • Tos persistente.
  • Congestión persistente y dolores de cabeza.

¿Por qué la gente está tan preocupada por la gripe?

Debido a que el virus de la gripe puede infectar los pulmones, puede causar una infección grave, como la neumonía. Y eso es lo que preocupa a la gente. Si la gripe se convierte en neumonía, puede requerir hospitalización y puede incluso conducir a la muerte. Las personas con sistemas inmunes débiles como los ancianos, las mujeres embarazadas, los bebés y las personas con problemas crónicos de salud, tienen un riesgo más alto de complicaciones de la gripe, como la neumonía.

¿Pueden las vacunas contra la gripe causar la gripe?

La vacuna contra la gripe está hecha con virus muertos y no puede "provocar" la gripe. Sin embargo, la vacuna puede desencadenar una respuesta inmune de tu cuerpo, por lo que puedes tener algunos síntomas leves, como los músculos doloridos o una fiebre de bajo grado.

La vacuna nasal contra la gripe llamada FluMist, está hecha con un virus vivo debilitado. Tampoco te puede dar gripe, pero es más probable que cause síntomas tales como músculos doloridos o una fiebre baja. Se recomienda como una opción sólo para las personas sanas no embarazadas con edades comprendidas entre los 2 y los 49 años.

¿Qué puedo hacer para prevenir la gripe?

Los virus de gripe y resfriado se transmiten de la misma manera, a través de gotas microscópicas de las vías respiratorias de una persona infectada. Esa persona estornuda o tose, y las gotas caen sobre cualquier superficie cercana o persona. Si alguien tose o estornuda en sus manos (sin tejido), estas gotas luego pueden depositarse en las superficies que toca con ellas. Si tú tocas esa superficie, recoges el virus. Si te frotas los ojos o la nariz, puedes infectarte a ti mismo.

Para protegerte y evitar la propagación de los virus del resfriado y la gripe:

  • Lávate las manos con frecuencia. Utiliza un gel a base de alcohol si no tienes acceso al agua.
  • Tose y estornuda en un pañuelo desechable o en el interior de la curva de tu codo si no tienes un pañuelo desechable. Lávate las manos después.
  • Al toser, gira tu cabeza lejos de los demás.
  • No te toques los ojos, la nariz o la boca. Esto evita que los gérmenes entren en tu cuerpo.
  • Lava y desinfecta todas las superficies compartidas (como teléfonos y teclados) con frecuencia. Los virus pueden vivir en superficies hasta 8 horas.
  • Mantente alejado de las multitudes durante la temporada de resfriados y gripe.
  • Vacúnate contra la gripe todos los años. Las vacunas no dan una protección del 100% contra la gripe, pero son la mejor manera de ayudar a prevenirla.
  • Come alimentos saludables para alimentar tu sistema inmunológico, como verduras y frutas verdes, rojas, amarillas y negras.
  • Haz ejercicio con regularidad. Las personas que hacen ejercicio también pueden coger virus, pero a menudo tienen síntomas menos graves y pueden recuperarse más rápidamente. Además, el ejercicio regular como los ejercicios aeróbicos y el caminar, pueden estimular el sistema inmunológico. Las personas que hacen ejercicio con regularidad tienden a tener menos resfriados. También pueden recuperarse más rápidamente de lo que lo hacen las personas que no hacen ejercicio regularmente. Consulta con tu médico antes de comenzar un nuevo programa de ejercicios.

Si tengo alergia, ¿soy más propenso a contraer la gripe?

No, las alergias no afectan a tu susceptibilidad a la gripe. Pero las personas con asma son más propensas a tener complicaciones, como la neumonía, cuando contraen la gripe. También están en riesgo de complicaciones los lactantes menores de 6 meses de edad, las mujeres embarazadas, las personas con sistemas inmunes suprimidos, las personas con diabetes, las personas con enfermedades pulmonares, las personas con enfermedades neurológicas, las personas con enfermedades del corazón y los ancianos.